7 consejos para establecer un negocio minorista

Todo comienza dando el primer paso y puedes entonces deja de administrar un negocio ajena para comenzar el tuyo.

Si, se requiere planeación y mucha determinación, pero es tan factible como la pantalla que estas leyendo.

Comienza con un negocio pequeño… y de ahí ve paso a paso para llegar a ese gran negocio que desde hace tiempo circula en tu mente.

Las empresas minoristas exitosas, grandes o pequeñas, tienen una cosa en común: demanda del cliente.

Si has encontrado un nicho en el mercado minorista debido a una idea, producto o servicio innovador o competitivo, es hora de comenzar a hacer realidad tus sueños.

Resultado de imagen para negocio pequeño

1) Investiga la ubicación

Tómate el tiempo para investigar la ubicación donde atraerás más fácilmente a tus clientes.

Es posible que desees operar un negocio minorista desde una ubicación de la carretera principal o dentro de un centro comercial, dependiendo de la naturaleza de los negocios minoristas y los clientes que desea atraer.

Un negocio minorista en línea puede parecer menos costoso, pero si no tienes suficiente espacio para el stock, la planta y el equipo, podría ser más adecuado para un arrendamiento minorista.

2) Haz un plan de negocios

Al establecer un negocio minorista, debes desarrollar un plan comercial sólido y sostenible.

Este plan de negocios debe contener tus objetivos, proyecciones, recursos, gastos iniciales y requisitos legales como licencias, registros y otros factores.

3) Investigue a tus clientes

Además de estas preocupaciones prácticas, tu plan de negocios también debe contener investigaciones y análisis de clientes, incluidos análisis estadísticos y encuestas de retroalimentación de los clientes, si corresponde.

4) Mira a tus competidores

Estudia a tus competidores para determinar tu enfoque comercial o estrategia de expansión para que pueda ayudar a fortalecer el tuyo.

Por ejemplo, si tus competidores tienden a operar fuera de parques industriales o empresariales o en suburbios de crecimiento recientemente establecidos, considera los beneficios de arrendar ese tipo de locales en lugar de locales independientes.

Además, evita arrendar un local que esté muy cerca de tus competidores, ya que puedes perder negocios debido a su ubicación comercial ya establecida.

5) Haz una prueba

Si nunca has operado en un lugar en particular y no estás seguro de tus perspectivas de éxito, considera arrendar tus locales minoristas por un corto plazo, con la opción de renovar por un largo plazo más adelante.

Las tiendas emergentes también son un concepto emocionante que puede darte una idea de cómo administrar tu propio negocio en un entorno minorista tradicional.

Resultado de imagen para analisis de competencia

6) Lee las declaraciones de divulgación

Tómate el tiempo para leer y comprender las declaraciones de divulgación del arrendador, ya que pueden influir en tu decisión final sobre si alquilar un determinado local.

Las cosas clave a tener en cuenta son el uso permitido de locales, cargos adicionales o excluidos, señalización o restricciones de asientos al aire libre y el uso del estacionamiento.

7) Encuentra un equipamiento existente

Para ahorrar cualquier costo de “reparación” al final del contrato de arrendamiento, intenta encontrar una propiedad que tenga un equipamiento existente y utilizable.

Eso significa menos trabajo tratando de convertir las instalaciones a su estado original cuando se agota el contrato de arrendamiento.

Y recuerda, un buen agente de bienes raíces comerciales puede ayudarte a orientarte en la dirección correcta cuando se trata de arrendar las instalaciones comerciales adecuadas para ti.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *